U gebruikt een verouderde browser. Wij raden u aan een upgrade van uw browser uit te voeren naar de meest recente versie.

.


 

'VERDWENEN VULKANEN'

BOEK VAN GUIDO DE SCHRIJVER

KUN JE BESTELLEN.

 guidods@skynet.be

 15 euro (+ 4 euro verzendingskosten)

Storten: Guido De Schrijver  - 9300 Aalst - BE61 8916 6408 2117


Bezoek ook de website van onze partner.

Circular N° 93

Posted 28-2-17

'Stop The Killings.

Aalst, 9 de diciembre de 2016

 

                          A la Red de SICSAL (# 93)

 

Queridos/as hermanos/as,

 

            Me comunico con ustedes para darles alguna información con respecto al trabajo de incidencia política.

 

            ◙  Cada año durante el mes de diciembre una red de más de 50 sindicatos, ONG, movimientos, organizaciones y comités de solidaridad organizamos un evento con el título 'Stop The Killings.' El objetivo es denunciar publicamente los acosos, amenzas, persecuciones y asesinatos contra líderes sindicales, líderes campesinos y defensores de los derechos humanos en Las Filipinas, Colombia y Guatemala. El tema de este año fue: 'Seguridad Social y Salud para Todos.' La iniciativa constaba de dos ejes: una manifestación en las calles de la capital de Bruselas que acabamos de realizar el jueves, 8 de diciembre y el envío de cartas por internet durante los meses de noviembe y diciembre a las 3 embajadas de los países respectivos en Bruselas.

            Durante la manifestacion entregamos cartas tambien al ministro belga de Relaciones Exteriores.

 

            En la carta al señor Jose Rodrigo Rivera Salazar, Embajador de Colombia le comunicamos lo siguiente:

                                                      

            Apoyamos  los esfuerzos del gobierno colombiano para establecer la paz. Una paz duradera solamente es posible cuando vaya acompañada de justicia social. Pero esto requiere reformas económicas y sociales de la seguridad social. En el marco de 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, Stop the killings, quiere llamar Su atención sobre el caso de Señor Everiel Antonio Loaiza Barrera de Medellín, Antioquia.
(...)
           
Señor Loaiza trabaja para la empresa Corpaul en Medellín. El es miembro de Sintracorpaul, un sindicato miembro de la organización COISO, Corporacion Colectivo Intersindical de Salud Ocupacional, que es una contraparte de FOS-solidaridad socialista, una organización no- gubernamental de Bélgica.

(...)

            Señor Loaiza representa la comisión de quejas y demandas que en el trabajo representa el Ministerio de Salud y de la Protección Social. Desde 2012 ha asistido a varias decenas de casos de colegas, víctimas de  supuestas enfermedades profesionales o de un accidente de trabajo. La causa de estas enfermedades y accidentes no se reconoció como tal por la empresa Corpaul, incluso algunas de ellas arriesgaron de estar despedidas por razones de pérdida de capacidad de trabajo. El 6 de Mayo 2016 el señor Loaiza envío una reclamación por persecución sindical supuesta al Ministerio de Trabajo en la que documenta estos casos de manera amplia.

            Señor Loaiza sufre de intimidaciones en su empresa por medio de acoso moral, acusaciones y declaraciones falsas. Requerimos que se respete la libertad sindical por medio de investigaciones cualitativas de los  procedimientos iniciados por señor Loaiza contra Corpaul, que se respete la legislación en cuanto a la seguridad y salud en el trabajo, el establecimiento de un Comité Consultivo para la Seguridad y la Salud en el Trabajo  que funciona correctamente afín de mejorar la prevención y la gestión de los riesgos laborales, reduciendo el número de víctimas.

           

            En la carta al  señor Jorge Skinner-Klee Arenales, Embajador de Guatemala le comunicamos:

 

            Con ocasión del 10 de diciembre, día de los derechos humanos, les solicita

mos su atención especial por el caso del Comité de Unidad Campesina (CUC). Desde el mes de mayo 2011 esta organización de campesinos es criminalizada y atacada con cierta regularidad por funcionarios y autoridades gubernamentales. En esta campaña de difamación hasta periodistas, que están al servicio de empresas nacionales y multinacionales, se han incorporado.

(...)

            Daniel Pascual, coordinador del CUC, ha sido especialmente objeto de esta agresión. Recibió dos querellas en su contra. Una de ellas procedió del presidente de un grupo que apoya la empresa Cementera en el municipio de San Juan Sacatepéquez. La segunda ha sido introducida por el hijo del exministro de gobernación en el tiempo del exgeneral Efraín Ríos Montt que hoy ha sido acusado de genocidio. 

 

            Pero no sólo el coordinador de CUC sufre agresiones en contra de su persona. El 2 de septiembre último Esteban Hermelindo Cux, otro responsable nacional de CUC y su familia han sido atacados en Panzós en el departamento de Alta Verapaz. Sufrió heridas y fue conducido al hospital. También el hermano de Esteban Hermelindo Cux fue atacado y herido con machete. Una tercera persona sufrió asimismo daños físicos.
           

            Por último señalamos la represión de parte de la familia Campollo, una de las más ricas de Guatemala. Más de 250 antiguos trabajadores de la finca San Gregorio del municipio Coatepeque, Quetzaltenango, fueron engañados durante 30 años por esta familia. Durante todo ese tiempo las cuotas sociales para el Instituto de Seguridad Social (IGSS)  fueron restadas de sus salarios. Pero los propietarios no pagaron estas mismas cuotas de los trabajadores al Instituto. Por esta razón los trabajadores, que están jubilados, no pueden contar con el programa de invalidez, ancianidad y sobrevivencia. Para presionar al propietario  decidieron hacer una acción de protesta pacífica que duró cuatro días. Cuando la abogada Eugenia Sandoval propuso mediar, ellos se retiraron sin incidentes.

 

            Pero en lugar de responder a las exigencias justificadas de los ancianos la familia Campollo lanzó, con la complicidad del Ministerio Público, en agosto recien pasado una ofensiva con el propósito de detener a16 personas.

            Estas acciones ocurrieron exactamente en el aniversario de la masacre de la finca La Exacta en 1994. En aquel desalojo por parte de las familias Campollo y Blanco Aguirre fueron asesinados 10 trabajadores agrícolas.

 

            Por eso le pedimos encarecidamente que se haga justicia para los antiguos trabajadores de la finca y que se respete la libertad de opinión, organización y acción. Más específicamente debe de haber un alto a la intimidación de los representantes y de los miembros de CUC. Ellos deben ser escuchados y protegidos, no criminalizados.

 

            Le pedimos haga el favor de transferir nuestras preocupaciones al gobierno de Guatemala. Con gusto queremos ser informados con respecto a los resultados de los pasos que usted va a emprender al respecto.  Atentamente

 

            Al 9 de diciembre contamos ya con más de 200 envíos electrónicos a la embajada de Guatemala.

 

Hasta aquí esta misiva                                                                         

 

Con saludos fraternales                                                                         

 

 

Guido De Schrijver