U gebruikt een verouderde browser. Wij raden u aan een upgrade van uw browser uit te voeren naar de meest recente versie.

.


 

'VERDWENEN VULKANEN'

BOEK VAN GUIDO DE SCHRIJVER

KUN JE BESTELLEN.

 guidods@skynet.be

 15 euro (+ 4 euro verzendingskosten)

Storten: Guido De Schrijver  - 9300 Aalst - BE61 8916 6408 2117


Bezoek ook de website van onze partner.

Circular N° 92

Posted 30-11-16

  Aalst, 8 de noviembe de 2016

   A la Red de SICSAL (# 92)

 Queridos/as hermanos/as,

             Me comunico con ustedes para darles alguna información con respecto al trabajo de incidencia política, efectuado ultimamente desde la red europea CIFCA, a la que pertenece nuestra Red europea de Comités Oscar Romero.

◙  Adhesión (31/oct.) a la Carta pública a las autoridades hondureñas sobre el reciente caso de expulsión de un defensor internacional de derechos humanos

            Las organizaciones firmantes expresamos nuestra preocupación y condena por la

detención y expulsión de un defensor de los derechos humanos al ingresar en

Honduras.

            El martes 25 de octubre a las 9:00 am el defensor de derechos humanos Luis Díaz de

Terán de nacionalidad española, fué retenido por las autoridades migratorias de

Honduras a su llegada al aeropuerto internacional de Tocontín en Tegucigalpa, con el

argumento de que había una alerta migratoria en su contra. Los funcionarios

hondureños le invitaron a marcharse en el siguiente avión. Luis Díaz se resistió

pidiendo explicaciones, por lo cual intervinieron varios policías reduciéndolo y

esposándolo con violencia.

Por esto, queremos expresar nuestra solidaridad con la importante y arriesgada labor

que Luis Díaz y gran número de acompañantes internacionales vienen realizando

desde años en Honduras, apoyando a la población en la promoción y defensa de los

Derechos Humanos, haciendo uso del derecho universal a defender derechos y

fortaleciendo el Estado de Derecho y la democracia.

            Consideramos que el actuar del Instituto Nacional de Migración (INM) en contra de

defensoras y defensores de derechos humanos internacionales, no sólo interfiere con

su trabajo de defensa y promoción de los derechos humanos, sino que también afecta

el rol protagónico que éstos tienen en la consolidación de la democracia y el Estado de

Derecho.

            Demandamos de Ustedes y del Estado de Honduras, que se garantice el derecho de cada persona a defender los derechos humanos, tal y como está establecido en la ley

Sobre Defensores de Derechos Humanos en Honduras, por los convenios

internacionales firmados por este mismo Estado y como ha sido recomendado por

diversos mecanismos internacionales de protección de derechos humanos, tanto en el

Sistema Interamericano, como en Naciones Unidas.

 ◙  Adhesión (7/nov.) al llamado: 

Respaldo internacional a la creación de grupo de expertos para investigar el asesinato de Berta Cáceres en Honduras

            Las organizaciones abajo firmantes apoyamos la creación del Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE), que surge para colaborar en la investigación por el asesinato de Berta Cáceres Flores, y la tentativa de asesinato contra el defensor de derechos humanos Gustavo Castro Soto.

 

            Desde que Berta, lideresa y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue brutalmente asesinada el 2 de marzo de 2016, hemos acompañado la demanda de su familia, del COPINH y de la sociedad hondureña por conocer la verdad y porque haya justicia.

            También solicitamos garantizar las medidas de seguridad para que tanto integrantes como colaboradores del GAIPE, puedan desarrollar sus actividades sin injerencias indebidas.

             Finalmente, exhortamos a las autoridades a aprovechar esta oportunidad de colaboración y mantener una actitud receptiva y transparente que brinde legitimidad al proceso y devuelva la confianza a las víctimas y a la sociedad hondureña, así como a la comunidad internacional.

 

Hasta aquí esta misiva                                                                         

Con saludos fraternales                                                                         

 

Guido De Schrijver